domingo, 22 de mayo de 2016

Evaluación del aprendizaje: pruebas escritas


¿Cómo elaboramos pruebas escritas? Como ejemplo de instrumento de evaluación, aquí presentamos el examen escrito como una herramienta de apreciación correspondiente a las técnicas de pruebas.

Los exámenes o pruebas escritas, de manera ideal, deben tener los siguientes componentes: estímulo, preguntas, respuestas y código de respuestas.

Muchas veces se obvia el estímulo y directamente se formula la pregunta, también sucede que es muy breve o pasa desapercibido al lado de la pregunta.

Otro componente que no se suele utilizar es el código de respuestas, cuando la prueba es “objetiva” y las respuestas están escritas en el papel (solo hay que señalarla), se puede prescindir del código de respuestas; pero, si las preguntas son abiertas lo más adecuado y equilibrado es elaborar y tener el código de respuestas.

Las pruebas internacionales, tipo PISA y TIMSS, son buenos ejemplos de formulación de exámenes, como también de asumir el reto de evaluar competencias con instrumentos impresos o digitales.

A continuación mostramos diferentes tipos de ítems, incluyendo algunos formatos de pruebas internacionales:



Si está interesado en indagar más sobre la experiencia de elaboración de pruebas escritas lo invito a leer mi blog La evaluación como aprendizaje, donde expongo parte de mis vivencias en el curso “Las preguntas de PISA y TIMSS: una práctica para el aula” organizado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, del Gobierno de España, en el año 2014.

Crédito de imágenes
  • https://www.flickr.com/photos/keyonir/3621661341


No hay comentarios:

Publicar un comentario